Pausas Activas en la prevención de trastornos músculo – esqueléticos

La protección de la salud física de nuestros trabajadores es un factor que tomamos en consideración mientras desarrollamos las diversas actividades en nuestro día a día en las faenas en que nos desempeñamos.

Empleamos las Pausas Activas como espacios para descansar de las actividades que incluyen esfuerzos físicos y/o actividades repetitivas, y en ellas, cada uno de los participantes realizan estiramientos de las articulaciones y extremidades, así como ejercicios para liberar la tensión del cuerpo, dirigidos y supervisados por nuestros profesionales en Prevención de Riesgos.

Con la realización de estas pausas a lo largo del día, combinadas con la optimización de procedimientos y herramientas de trabajo buscamos prevenir los trastornos músculo-esqueléticos que pudieran ser producidos por el trabajo, como por ejemplo, la alteración de unidades musculares, tendones y nervios que intervienen frecuentemente en las actividades realizadas por los trabajadores.

La prevención sistemática de este tipo de lesiones nos permite lograr mejores condiciones de trabajo para las personas y la sustentabilidad a largo plazo de los procedimientos de trabajo.